Presentación | ¿Qué es un Cartel? | Catálogo de Carteles | Busca cartel | Noches de carteles | El cartel por Skype | Jornadas
CATÁLOGO DE CARTELES
Catálogo de CartelesPuede consultar el nuevo Catálogo de carteles.

Consultar Catálogo aquí

DECLARACIÓN DE CARTELES
Declaración de Carteles Se encuentra abierta la inscripción de Carteles de la EOL.

Declarar cartel aquí

SECRETARÍA
Secretaría
Responsable: Carlos Rossi

Colaboradores: Bordón, Catalina, Cora, María Eugenia, Gurevicz, Mónica, Mizrahi, Silvia, Stringa, Esteban, Trachter, Analía, Valcarce, Laura, Vulpara, Gabriel, Cottino, Gastón (Ad Hoc)


Superyo en el final de análisis | Jornadas | Cuatro+Uno
JORNADAS

El cartel, una política del lazo puesta en acto
Irene Kuperwajs

El 22 y 23 de Junio se realizaron las XXI Jornadas de la EOL Sección Córdoba "Esode lo que no hablan las clasificaciones. Clínica de la pulsión". En ellas se ha realizado una mesa de presentación de las Jornadas Nacionales de Carteles que se llevarán a cabo en la ciudad de Córdoba el 15 de Septiembre 2012. Esta fue al modo de tres flashes basados en citas de Lacan realizados por: Irene Kuperwajs, Secretaria de Carteles de la EOL, Silvia Crosetto, responsable de carteles Sección Rosario y Graciela Martínez, responsable de carteles en EOL Sección Córdoba.

En "El Señor A" en 1980, Lacan afirma "Vayan. Júntense varios, péguense unos a otros el tiempo que haga falta para hacer algo y disuélvanse después para hacer otra cosa… Se trata de que la Causa Freudiana escape al efecto de grupo que les denuncio. De donde se deduce que solo durará por lo temporario, quiero decir, si uno se desliga antes de quedar tan pegado que ya no pueda salirse….Además se necesita que junto con eso instaure yo un remolino que les sea propicio. Eso o el pegoteo seguro".

Esta cita de Lacan me evoca varias preguntas. Una de ellas es ¿qué sostiene el lazo entre los analistas? Frente a la soledad del acto analítico se impone para mí, desde siempre podría decir, un hacer lazo con otros con quienes poder compartir el peso de lo real de la práctica. Ese hacer lazo, nos lleva con Lacan, a una articulación entre el Cartel y la Escuela. Por supuesto que el cartel no es el único modo en el que hacemos lazo los analistas en la Escuela. Pero no hay que olvidar que cuando Lacan funda la Escuela, el cartel está en el centro de la experiencia. Recuerdo haber presenciado hace muchos años, en un auditorio enorme, el producto de los carteles. Era impactante el trabajo que allí había. Pero eran carteles sin Escuela. La Escuela introduce a los carteles en su dimensión epistémica y clínica, pero también política.

El cartel como dispositivo de trabajo apunta a obtener un producto propio, no colectivo, conjuga el lazo social que permite la producción con la palabra contingente de cada uno, con el rasgo propio, con su síntoma, con su nombre. Se opone a la burocracia y aloja la contingencia. Puede reunirse en un bar, por skype, cada 3 meses o todas las semanas. Permite la producción de un saber no acabado, de cada uno con los otros. Es como afirma Lacan en esta cita un pegotearnos para después despegarnos, a partir del producto, con la perspectiva de la permutación y la disolución. Para volver a empezar.

El cartel está atravesado por el lazo social en todo su proceso, pero de un lazo que no hace masa y se distingue del fenómeno grupal que se sostiene en el Nombre del Padre para poder hacer algo diferente: un trabajo de Escuela. El Más Uno intentará asegurar la diferencia con el grupo desde su función de "agujerear las cabezas" sostenido en la transferencia de trabajo que hace posible que el trabajo se pase, se desplace.

¿Cómo articular en un grupo, el modo de gozar de cada uno y la solidaridad de un trabajo conjunto?

Para Freud el pasaje del sujeto a lo colectivo es la identificación. Lacan no deja a la identificación solamente del lado del significante en el lugar del Ideal sino que ubica un objeto en el lugar del Ideal e incluye al goce en la psicología de los grupos. Todo lazo social ocupa el lugar de una ausencia irreductible, se instala en el lugar de ese agujero.

El lazo social está empapado de la cuestión libidinal.

El cartel presenta por un lado lo que entra en el lazo social y a la vez lo que no es colectivizable, al igual que el pase. La lógica del cartel se apoya en el agujero de saber, se constituye alrededor de un vacío. Por esta vía es posible operar una transformación en la posición subjetiva respecto al saber en función de lo que de su goce cada uno está dispuesto a comprometer en una experiencia colectiva en su nombre.

El Cartel y su anudamiento a la Escuela se constituyen en una apuesta.

De una "conversación" con los miembros de la Escuela surge el cartel como "una política del lazo puesta en acto" cuestión que orienta y sostiene el argumento de las XXI Jornadas Nacionales de Carteles que se realizarán este año el 15 de septiembre en Córdoba.

Los esperamos con sus trabajos