Presentación | ¿Qué es un Cartel? | Catálogo de Carteles | Busca cartel | Noches de carteles | El cartel por Skype | Jornadas
CATÁLOGO DE CARTELES
Catálogo de CartelesPuede consultar el nuevo Catálogo de carteles.

Consultar Catálogo aquí

DECLARACIÓN DE CARTELES
Declaración de Carteles Se encuentra abierta la inscripción de Carteles de la EOL.

Declarar cartel aquí

SECRETARÍA
Secretaría
Responsable: Carlos Rossi

Colaboradores: Bordón, Catalina, Cora, María Eugenia, Gurevicz, Mónica, Mizrahi, Silvia, Stringa, Esteban, Trachter, Analía, Valcarce, Laura, Vulpara, Gabriel, Cottino, Gastón (Ad Hoc)


Repercusiones culturales | Cuatro+Uno
REPERCUSIONES CULTURALES

IMPROMPTU por CAI GUO-QIANG *
de Nora Cappelletti

Entre el 13 de diciembre de 2014 y el 1 de marzo de 2015 se presentó en la Fundación Proa, IMPROMPTU, la exhibición ideada para nuestro país -y en nuestro país- por el singular artista Cai Guo-Qiang. La creación y exhibición de la obra incluyó un "proyecto de explosión" -evento artístico efímero- que se llevó a cabo en el exterior de la sede, en una explanada montada sobre el río, instalada para la ocasión.

Cai Guo-Qiang es un reconocido artista contemporáneo. Nació en Quanzhou, China, en el año 1957; se trasladó a Japón en 1986 y desde 1995 reside en Nueva York, desarrollando sus proyectos artísticos en distintas partes del mundo.

El título IMPROMPTU que eligió para la muestra, parece condensar: el factor de "improvisación", a partir del uso de pólvora y explosivos que imprimen a su obra un resultado final cuyo carácter es siempre incierto y la "impronta", marca del autor, caracterizada por el uso de esos materiales, por la magnitud y escala de sus trabajos y por el carácter efímero de sus "proyectos de explosión".

El artista llegó a la Argentina en marzo del 2014. Luego de realizar viajes exploratorios por el interior del país y de investigar el "espíritu" del tango, concibió la muestra que fue presentada en las cuatro salas de Proa, en la librería y en la explanada montada sobre el río donde se llevó a cabo, la noche del 24 de enero de 2015, su proyecto de explosión inspirado en el tango.

 

IMPROMPTU: La muestra
En una de las salas se presentaron paisajes a gran escala realizados en pólvora sobre papel con sus impresiones de visitas a las provincias de Misiones y Salta.

En otra sala, una serie de pinturas con pólvora que reúnen elementos inspirados por distintas fuentes: la fauna argentina, el tango y los retablos religiosos del sur de Europa.

En el sector de la librería, el artista expuso una instalación hecha en cerámica, que se suspendía en el espacio aéreo de la misma.

Otra sala exhibió -a través de videos simultáneos- los "proyectos de explosión" realizados en distintas partes del mundo mientras que en la sala que abría la muestra, se presentó una instalación llamada "La vida es una milonga".

 

Muestra: Salas 2 y 3. Particularidades de la obra

Junto con los proyectos de explosión, con los que están conceptualmente vinculados, sus dibujos con pólvora transmiten la idea de que el uso de la energía natural permite crear obras que conectan al artista y al espectador con estados primordiales y contemporáneos del caos, contenidos en el momento de la explosión. Los dibujos también evidencian su profundo interés por la relación entre materia y energía. En estas obras, la materia -la pólvora- explota en energía y vuelve a ser materia en un estado diferente -el dibujo chamuscado. En este sentido, son gráficos del tiempo, del proceso y de la transformación.

Uno de los aspectos centrales de esta singular muestra es que las obras fueron creadas in situ y realizadas con la colaboración de 50 estudiantes de la Universidad Nacional de las Artes y del Instituto Municipal de Cerámica de Avellaneda, durante el lapso de una semana. El método artístico abierto de Cai Guo-Qiang incluye la participación voluntaria como parte del proceso creativo.

Ante la observación atenta del público, el artista compartió el proceso de creación. La naturaleza IMPROMPTU de la obra -dado lo impredecible de los elementos que la integran- le otorgan un carácter de "acontecimiento".

Sostuvo el artista: "La pólvora aquí es difícil de manejar: si uso demasiado poca, no prende fuego; si me paso, enciende con una ferocidad implacable. El resultado estaba lejos de lo que había imaginado: después de esta experiencia, tengo que admitir que no tengo demasiado control. Sin embargo, sentí un secreto ímpetu juvenil, y un entusiasmo irrefrenable. ¡Debe hacer veinte años que no experimentaba al mismo tiempo tanto dolor y placer!"

 

El "cuerpo" en la obra
"Para imaginar el contenido de cada dibujo y la relación entre ellos, tengo que llevar mi cuerpo a la naturaleza, dar un paseo por los entornos geográficos y culturales de la Argentina. Cuando me he hecho una idea del paisaje, puedo volver a hacer los dibujos, usando mi cuerpo una vez más para sentir el paisaje (…) Tengo que experimentar el paisaje, porque cuando hago los dibujos, el papel se coloca en el suelo. Utilizo mis manos y mis brazos para frotar y presionar la pólvora, mi cuerpo se cierne sobre el dibujo mientras lo trabajo, y luego decido dónde encender la mecha y dónde agregar peso encima del dibujo para intensificar la explosión (…) La explosión me permite sentir las relaciones de la energía. Cuando el público me observe crear una obra, verá que mientras dibujo estoy de paseo por la naturaleza. Como yo, ellos también se embarcan en una aventura, a la espera de que la pólvora provoque una transformación mágica, instantánea, tanto antes como después de la ignición (…) con la expectativa que genera un destino desconocido" (Cai Guo-Qian).

 

Librería
La "Enredadera" que se colgó en el espacio aéreo de la librería del Museo, fue realizada con figuras de cerámica, con pólvora, alambre y liana de metal.

Los alumnos del Instituto Municipal de Cerámica ayudaron al artista a esculpir, con material terroso, 1.600 flores y hojas. Luego se prendió la pólvora sobre las flores y las hojas y con la ayuda de alambre y lianas se armó una enredadera que "parece uno de mis dibujos de pólvora pero en tres dimensiones", sostuvo Cai Guo-Qiang.

 

Instalación: "La vida es una milonga"

En una de las salas se presentó la instalación "La vida es una milonga", en la cual se exhibían figuras de cerámica, cajitas de música, bancos, acrílico y motores, los que intentaban ilustrar la danza del tango y su reflejo-espejo de la sociedad…

Sobre la misma, sostuvo Cai Guo-Qiang: "A través de este trabajo de instalación, espero poder expresar mis impresiones inciertas aunque ilimitadas sobre la milonga, y sobre las vidas de las personas…

…observé que en las milongas hay varios tipos de comportamiento diferentes: están los que se sientan en los laterales de la pista de baile, a la espera de unirse a la danza; los que avanzan hacia la pista para sumarse al baile; y una mezcla de gente, luces y música de todo tipo, parejas de bailarines que danzan mientras otros grupos los observan desde afuera. Compuesta por personas de todo tipo, la escena presenta un microcosmos de la sociedad humana, con varias capas que se balancean y se mueven en tándem".

 

Sala-video

Otra de las salas estuvo dedicada a presentar los diversos "proyectos de explosión".

La presencia simultánea de videos con los proyectos de explosión realizados en distintas ciudades del mundo, permitía que estos establezcan una nueva relación espacial, convirtiéndose en un trabajo de instalación.

Proyectos de explosión diurna -que se realizaban bajo el sol y estaban realizados con humo-, compartían el espacio con proyectos de explosiones nocturnas -realizadas con luz- y explosiones en penumbras -entre el día y la noche. Es la primera vez que el artista utilizó este método de visualización que le permitió crear una nueva relación espacio-tiempo.

Proyecto de explosión: "La vida es una milonga: Tango de fuegos artificiales para Argentina"

El sábado 24 de enero de 2015 Cai Guo-Qiang presentó un evento artístico efímero al que denominó: "La vida es una milonga. Tango de fuegos artificiales para Argentina", en el cual se mezclaron música, danza, participación del público y tecnología pirotécnica. La obra propuso un recorrido por la vida del tango y a través de él, de la vida del país en el siglo XX. Fue la primera vez que realizó uno de sus proyectos explosivos en un país de Latinoamérica.

Para el proceso creativo, Cai Guo-Qiang invitó a musicólogos, coreógrafos y bailarines, a colaborar con él. Grabó en video los movimientos de los bailarines y los compases del bandoneón -desde diferentes ángulos- de modo de poder utilizar los movimientos del acordeón y de los bailarines para el diseño de los fuegos artificiales. El proyecto logró fusionar los fuegos artificiales, la danza, la música sumando la participación y exaltación del público ante el evento.

Los "proyectos de explosión" son "obras efímeras y desaparecen en un instante. Los espectadores presentes usan sus cuerpos y mentes para registrar la energía y todo aquello de la obra de arte que les llega y los toca" (Cai Guo-Qiang).

Estos proyectos también funcionan como performances, cuyo impacto –estruendos, luces brillantes, humo y materia en suspensión– juega con el caos violento y la celebración ritual.

 

Marcas en el artista
Respecto de sus recuerdos de infancia, rescatamos uno en relación a su padre, por la impronta que parece haber dejado en el artista. "Lo que más recuerdo es estar sentado sobre sus piernas mientras él pintaba paisajes en cajas de fósforos".

En relación a las influencias, ha sostenido:

"Mao enseñó a los de mi generación que 'la rebelión está justificada', y se nos transmitió la idea de no sometimiento a la autoridad. Como artista contemporáneo, estas palabras me dieron el coraje de salir de la tradición, explorar nuevos medios y nuevas maneras de trabajar, y de transformar iconografías tradicionales a través de mi propio lenguaje visual".

Ciudad natal:

"En mi ciudad natal, el paisaje montañoso es diáfano, y el agua, hermosa. Me encanta la naturaleza del lugar. Siempre sueño con volver para pintar el paisaje, pero no existe una ciudad natal a la que uno pueda regresar de verdad, porque nunca será la misma".

Utilización de material explosivo:

"Mi fascinación por este material viene de algo fundamental, esencial. Quiero explorar la relación de dualidad entre el poder de la destrucción y el de la creación. Los artistas siempre se han sentido atraídos y al mismo tiempo intimidados por lo impredecible, lo espontáneo e incontrolable". A partir del año 1984 Cai Guo-Qiang realizó los primeros experimentos tratando el lienzo con pólvora, creando una metodología artística que sigue desarrollando en la actualidad.

"Cuando ocurren explosiones a gran escala, el impacto en el momento de la explosión crea un sentimiento momentáneo de caos. Es un instante muy breve que crea una sensación de eternidad. A veces, vacía por completo el tiempo y el espacio. Es como si el tiempo se ralentizara".

 

Para concluir: citas del artista
"… he hecho estallar pólvora sobre papel, tela y cerámica, y la gente puede pensar que esa es mi firma. Pero a mí lo que me preocupa es ver si puedo usar la pólvora para capturar la sensación de desconcierto que me produce la Argentina y para tratar de atrapar lo incognoscible. ¿Puedo utilizar la pólvora para expresar el ethos de esta tierra y su cultura, aunque no pueda ponerse fácilmente en palabras? Esto agregaría valor a mi uso de la pólvora en la Argentina; de lo contrario, ¿no sería lo mismo que usar pólvora en México o en la Argentina? Pero si logro capturar las sensaciones que experimento aquí y traducirlas en mis obras, el trabajo que haga en la Argentina será diferente".

"Hacer dibujos con pólvora para la exhibición en el interior del museo es como la actividad privada e íntima de un artista. Por eso suelo comparar al artista que hace dibujos en un interior con un artista que está haciendo el amor, mientras que los proyectos de explosión al aire libre son más como las revoluciones que tienen lugar en la sociedad, entre el cielo y la tierra, o entre el mar y la costa".

Concluimos con un video cuyos últimos tres minutos permiten ver y apreciar el trabajo creativo de Cai Guo-Qiang, respecto de la serie realizada en Argentina:

Video tomado del espacio de PROA- en Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=X-YwMqaQ0a8


* Este texto fue elaborado en base a: las visitas realizadas a la muestra; a la participación en el "Proyecto de explosión: La vida es una milonga: Tango de fuegos artificiales para Argentina"; al catálogo editado por PROA: Cai Guo-Qiang - IMPROMPTU, y a la página de la Fundación Proa, Sección dedicada a la muestra de Cai Guo-Qiang. Las fotos fueron tomadas de la página de la Fundación Proa: http://proa.org/eng/exhibition-cai-guo-qiang.php