Presentación | ¿Qué es un Cartel? | Catálogo de Carteles | Busca cartel | Noches de carteles | El cartel por Skype | Jornadas
CATÁLOGO DE CARTELES
Catálogo de CartelesPuede consultar el nuevo Catálogo de carteles.

Consultar Catálogo aquí

DECLARACIÓN DE CARTELES
Declaración de Carteles Se encuentra abierta la inscripción de Carteles de la EOL.

Declarar cartel aquí

SECRETARÍA
Secretaría
Responsable: Carlos Rossi

Colaboradores: Bordón, Catalina, Cora, María Eugenia, Gurevicz, Mónica, Mizrahi, Silvia, Stringa, Esteban, Trachter, Analía, Valcarce, Laura, Vulpara, Gabriel, Cottino, Gastón (Ad Hoc)


Teresa de Lauretis letricce de Freud | Productos | Cuatro+Uno
PRODUCTOS

Teresa de Lauretis letricce de Freud
Gabriela Rodríguez

 

En el final del libro Mujeres en movimiento [1],Graciela Musachi se refería al psicoanálisis y al feminismo como dos "modos modernos de tratamiento de la otra satisfacción", indicando que ni uno ni otro han dicho aún su última palabra.

Teresa de Lauretis, [2] quién introdujera a principio de los 90 el término queer [3] con la pretensión de generar dentro del feminismo un espacio abierto a la hoy célebre multiplicidad; presentaba recientemente [4] un recuento histórico de la estela feminista, detallando: el activismo político de los 70, que diera lugar en los 80 a la aparición de los estudios sobre la mujer en las universidades americanas, prestas a responder al mercado; los estudios de género, que asumieron una crítica interna al propio feminismo y al separatismo al que habían conducido los primeros, haciendo lugar al estudio de las masculinidades; y los estudios queer últimos en llegar, crecidos en el seno disidente de los estudios de gays y lesbianas bajo el designio crítico de deshacer la pendiente comercial de estilos de vida, imputable a estos últimos, pero devenidos política flou de las identidades de género.

Tal recuento histórico, prepara la retroacción con la que construye su interrogante: ¿por qué el género se ha constituido en la marca privilegiada de la identidad? La respuesta sorprende con la puesta en juego de Sigmund Freud, para hacer retornar a la discusión la dimensión sexual desaparecida. Coincidiendo con J. Copjec [5], quién señala que la teoría del género ejecuta la proeza de quitarle el sexo al sexo. Este efecto "embriaguez del semblante" que enfatizara Eric Laurent [6] es captado por de Lauretis como rechazo de lo sexual en sentido freudiano. Ahora bien, si el privilegio asignado a la identidad social de género se produce a expensas de lo sexual, cabe interrogar de qué "sexual" se trata en esta apelación a Freud.

Entre sus intervenciones en la escena feminista, se destaca el escrito "Tecnologías de género" [7] de 1981 en el que formula el carácter simbólico construido del género, pero es en su último libro Freud's drive [8]donde la teoría de las pulsiones freudiana, leída en clave queer, toma un particular relieve porque es la ocasión de aislar "alguna cosa que en la realidad humana resiste a la articulación discursiva y a la diplomacia política", la "obstinada pulsión" [9].

Es preciso considerar si este "sexual" freudiano, descripto como "compulsivo", "incurable" y "no contingente", está del lado del sexo en cuanto asexuado, que hace al punto real de inmixión del objeto a que vuelve imposible la relación sexual; o bien, del lado de la actual utopía pre-edípica, que busca el establecimiento de un ideal definido como perverso polimorfo, oposición que se construye según la intervención citada de E. Laurent.

G. Musachi había señalado que los feminismos, aún los que se dicen psicoanalíticos, abjuran de la pulsión en cuanto goce acéfalo que no quiere el bien del sujeto, sino su propia satisfacción. Ciertamente la utopía pre-edípica se inscribe en esa dirección, no así el imposible que de Lauretis parece articular deteniéndose en el conflicto irreductible entre sexualidad y política. El género no organiza la sexualidad, observa la autora quien además ironiza, que para Freud hubiera sido impensable titular "Tres ensayos de teoría del género" a su libro de 1905.

El interés que esta autora concita, reside en la re-inoculación de la peste freudiana en un campo como el del llamado posfeminismo, que diera lugar a la emergencia rebote del síntoma queer.


NOTAS

  1. Musachi, G., Mujeres en movimiento. Eróticas de de un siglo a otro, Fondo de Cultura Económica, Bs. As., 2001.
  2. Teresa de Lauretis es italiana y realiza su labor académica en los EE. UU en varias Universidades.
  3. "Queer theory",Coloquio organizado en la Universidad de California en febrero de 1990.
  4. "Género y teoría queer",Conferencia dictada en la ciudad de Buenos Aires el 29 de abril de 2104 en el Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini.
  5. Copjec, J., El compacto sexual, Paradiso Editores, México, 2011.
  6. De Lauretis, T., "La tecnología del género", Technologies of Gender: Essays on Theory, Film and Fiction, London Macmillan Press, 1989, pp. 1-30.
  7. Laurent, E. "Subversión de la subversión", cierre del curso Subversión lacaniana y teorías de género, ECF, 11 de junio de 2014, París. Fuente: Radio Lacan. Traducción Luis Volta.
  8. Freud's drive. Psicoanalisi, letteratura e cinema, Teresa de Lauretis. Palgrave Macmillan 2010.
  9. La autora se refiere al "'stubborn drive" freudiano que Michel Foucault criticara expresamente en su Historia de la sexualidad.