Presentación | ¿Qué es un Cartel? | Catálogo de Carteles | Busca cartel | Noches de carteles | El cartel por Skype | Jornadas
CATÁLOGO DE CARTELES
Catálogo de CartelesPuede consultar el nuevo Catálogo de carteles.

Consultar Catálogo aquí

DECLARACIÓN DE CARTELES
Declaración de Carteles Se encuentra abierta la inscripción de Carteles de la EOL.

Declarar cartel aquí

SECRETARÍA
Secretaría
Responsable: Carlos Rossi

Colaboradores: Bordón, Catalina, Cora, María Eugenia, Gurevicz, Mónica, Mizrahi, Silvia, Stringa, Esteban, Trachter, Analía, Valcarce, Laura, Vulpara, Gabriel, Cottino, Gastón (Ad Hoc)


El analista perturbado(r) | Productos | Cuatro+Uno
PRODUCTOS

El analista perturbado(r)
Fernanda Mailliat

 

Sobre el testimonio del Pase de Rómulo Ferreira Da Silva, me propongo pensar las intervenciones del analista y sus efectos.

Ubicaré brevemente algunas coordenadas del testimonio:

  • Tras severas complicaciones obstétricas, su nacimiento y supervivencia son leídas médicamente como la prueba de la curación de su madre. Años más tarde, devendrá su cuidador durante un puerperio y una enfermedad.
  • Luego de su debut sexual arriba a la conclusión de que es un hombre, porque ella gozó.
  • Fuerza su voz obteniendo un tono casi femenino y amable, que invita a hacer hablar a las mujeres y comprenderlas -en contrapunto con la voz paterna.
  • El recuerdo de una escena infantil revela una marca de goce: su hermana lo mira para verificar que él la esté mirando. Con discreción y mostrando cierto desinterés, él se coloca en posición de ser mirado pasivamente.
  • En un análisis anterior, ubica como significante de goce, "Sí". Esto lo lleva a preguntarle, a un analista que no había sido el propio, si era tiempo de pedir el pase conclusivo o si debía esperar. La respuesta obtenida inaugura un nuevo análisis: "Usted quiere que yo siga sí, por lo tanto yo digo sí" y se le cobra la sesión.

Las intervenciones sobre las que quiero detenerme son las siguientes:

  1. Un despliegue corporal acompaña enfáticos "No" del analista. Grita, zapatea, golpea enloquecidamente, obcecadamente.
  2. El analista esconde su rostro al momento de recibirlo, maniobra que abona a la transferencia negativa para aquel que goza de ser mirado.

La estrategia del analista, parece estar montada sobre la apuesta de que este sujeto -de una virilidad más anudada al goce de las mujeres que al falo- pase del Ser al Tener, lo que en el caso se lee en el recorrido "sí-¡tomá!" Ambas intervenciones desconciertan al sujeto, lo indignan, lo enojan y le son inexplicables. Estas causan la salida de la posición pasiva y amable del "Sí", para hacer advenir el "¡Tomá!" que es su contracara. Un "Tomá" que pone en juego el goce en la transferencia, haciéndola devenir negativa.

Desde la última enseñanza de Lacan, el norte que orienta la dirección de la cura ya no estará en los efectos de la interpretación de lo reprimido o efectos de verdad, sino en lo real y en la perturbación de la defensa. Perturbar, pero de la buena manera para no producir como respuesta la hostilidad del analizante.

¿Cómo entender que se cause la transferencia negativa?

En "Investigación sobre la temporalidad del inconsciente", Jacques-Alain Miller da cuenta de la necesariedad que el analista aporte su presencia de carne y hueso al dispositivo. Ella será vital, en tanto encarnará la parte del goce no simbolizada. En estas intervenciones, que involucran el cuerpo del analista, podemos ver cómo se apunta a molestar el punto donde el sujeto se defiende. Esta estrategia se asume desde el inicio hasta el final, sin dejar gozar en paz a ese sujeto. Por lo tanto, la transferencia negativa resulta una sorpresa para este analizante, pero no para el analista, que la espera, calcula y propicia.

La defensa, no apunta a una operación que está enmarcada por el significante sino a una relación inaugural que el sujeto tiene con lo real, de ahí que el lenguaje sea tomado como una defensa. En este marco entendemos la indicación de ir contra el inconsciente transferencial -pero no sin antes atravesar sus territorios. De esto da cuenta el testimonio cuando menciona que fue necesario revisar el Edipo, la relación al padre, su constitución subjetiva y convertirse en un obsesivo clásico. Será por esto, que estas intervenciones pueden ser soportadas sin poner en riesgo la continuidad del análisis, sino más bien, llevarlo hasta sus últimas consecuencias.


BIBLIOGRAFÍA

  • Lacan, J., Seminario 24, "Línsu que sait de L´Une-Bévue S´Aile à mourre", inédito.
  • Miller, J.-A., "Desde Lacan", Conferencias Porteñas 3, Paidós, Bs. As., 2010.
  • Miller, J.-A., capítulos "Perturbar la defensa" y "La resistencia inaugural", La experiencia de lo real en la cura psicoanalítica, Paidós, Bs. As., 2003.
  • Ferreira da Silva, R., "Pase Buenos Aires 2", Lacaniana 14, Grama, Bs. As., 2013.
  • Racki, G., "Algunas vibraciones sobre la perturbación de la defensa", Lacaniana 16, Grama, Bs. As., 2014.