Presentación | ¿Qué es un Cartel? | Catálogo de Carteles | Busca cartel | Noches de carteles | El cartel por Skype | Jornadas
CATÁLOGO DE CARTELES
Catálogo de CartelesPuede consultar el nuevo Catálogo de carteles.

Consultar Catálogo aquí

DECLARACIÓN DE CARTELES
Declaración de Carteles Se encuentra abierta la inscripción de Carteles de la EOL.

Declarar cartel aquí

SECRETARÍA
Secretaría
Responsable: Carlos Rossi

Colaboradores: Bordón, Catalina, Cora, María Eugenia, Gurevicz, Mónica, Mizrahi, Silvia, Stringa, Esteban, Trachter, Analía, Valcarce, Laura, Vulpara, Gabriel, Cottino, Gastón (Ad Hoc)


Reflexiones sobre Hamlet en el Seminario 6 | Primera Noche Carteles Biblioteca | Cuatro+Uno
PRIMERA NOCHE CARTELES BIBLIOTECA

Reflexiones sobre Hamlet en el Seminario 6
Adriana Dirzieh

 

Mi interés es compartir con ustedes algunas reflexiones sobre las clases que Lacan dedica a Hamlet en el Seminario 6. La búsqueda se orienta tomando la literatura como eje e iluminando este recorrido con algunos conceptos de la filosofía y del psicoanálisis.

 

Tragedia
La tragedia es una forma dramática cuyos personajes se ven enfrentados de manera inevitable al destino. Este enfrentamiento es el resultado de la colisión entre el deseo personal y la fatalidad. Las tragedias acaban generalmente con la muerte y, podemos decir, que es el efecto que genera la presunción de que es posible someter la realidad a la propia interpretación. La realidad excede la interpretación que uno da de los hechos.

Podemos decir entonces,que, Hamlet príncipe de Dinamarca,la obra de Shakespeare tiene un fatal desenlace. En el acto final mueren todos sus personajes, excepto Horacio que sobrevive. Horacio puede ser leído como relator, copartícipe en contar lo que pasó, alguien a quien Shakespeare constituye casi en el autor del texto. Horacio representa al amigo más fiel y más querido por Hamlet, es su relación más leal.

En la tragedia los protagonistas más allá de sus rasgos singulares, comparten un mismo destino. La tragedia entonces, es el intento inútil de escapar al destino, entendiendo al destino como la fatalidad que le impide a la voluntad poder alcanzar su propósito.

El personaje trágico moderno es aquel, que creyéndose en condiciones de lograr lo que se propone, termina a merced de las trampas que le tiende el no poder justamente cumplir su cometido. Mientras el personaje trágico clásico está a merced del destino, el personaje trágico moderno está a merced del desequilibrio subjetivo. Todos operan como si pudieran confiar en sí mismos, pero la realidad les demuestra que ninguno de ellos logra realizar lo que se propone, por eso la única salida es la muerte. Son personajes desaforados, desenfrenados, sin sentido del límite.

En la tragedia la alteridad derrota a la identidad, o sea, me adjudico una identidad pero concluyo descubriendo que soy otro, creo ser quien no soy.

El teatro trágico afirma que las esferas de la razón, el orden y la justicia son frágiles.

Hamlet, en una de las escenas de la obra, pide a un grupo de actores que lo ayuden en su cometido: atrapar la conciencia de su tío Claudio, el presunto asesino de su padre. Arma entonces, la escena sobre la escena del crimen, la play scene, para poder ver su reacción. El teatro permite entonces, reconocer la verdad, "es el espejo de nuestro" tiempo dice Shakespeare. A partir de él, la tragedia se orienta hacia las desmesuras de la subjetividad. Ya no concibe la existencia de un destino como una fuerza celestial que cae sobre el hombre. Lo que hace que haya tragedia en términos modernos es que el hombre está a merced de su desmesura.

Hamlet: breve argumento
Hamlet, rey de Dinamarca, es asesinado, envenenado por su hermano Claudio. Acto seguido, Claudio, desposa a su mujer Gertrudis, madre del príncipe Hamlet y asume como nuevo rey.

El crimen está oculto para el mundo, pero el fantasma del padre le revela a Hamlet lo sucedido.

El espectro le hace saber a su hijo que es su tío quien lo ha envenenado vertiendo un frasco de veneno en su oído y que él ha muerto en la flor de sus pecados, y que ahora está expiando viejas deudas.

La aparición del ghost, le ordena vengar su muerte y el adulterio, pero Hamlet no puede cumplir con el mandato del padre muerto.

Por otro lado, Hamlet siente el peso de tener una madre como Gertrudis, posible cómplice del asesinato de su padre.

Quiero leerles una reflexión de Hamlet, en el acto IV, escena IV:

"Cuando del honor se trata ¿Cuál es mi posición, entonces?"
"Cuando tengo un padre asesinado, una madre mancillada,
¿Provocaciones que me turban la razón y dejo dormir las cosas'"

"Algo está podrido en el Reino de Dinamarca", nos dice uno de los personajes de esta obra, o sea, las apariencias engañan, algo huele mal en ese lugar.

Hamlet es una obra que está planteada de forma ambivalente. Las cosas significan más de una cosa, más que lo literal, los hechos connotan siempre algo más que la literalidad.

Finalmente, en la última escena de la obra, cuando Hamlet está herido de muerte, puede cumplir con su misión, mata a Claudio. Hay tragedia en el momento que el deseo accede a su límite, pero cuando el deseo choca con su límite, sobreviene la catástrofe. La tragedia es el límite del deseo desmesurado.

 

¿Qué nos dice Lacan sobre Hamlet?
Me interesa subrayar un detalle que Lacan realiza sobre Hamlet en este Seminario: Shakespeare hace surgir el problema del sujeto con su deseo, nos dice.

Volvamos entonces a la play scene de la que les hablé en el comienzo. ¿Por qué Hamlet arma la escena sobre la escena? Su propósito es sorprender al rey en el exceso de sus placeres, cuando está en relación con la reina.

El punto clave es aquí el deseo de la madre del protagonista. Aquí, nos dice Lacan, tendrá Hamletcon su madre una de las cosas más extraordinarias que pueda presentarse en el teatro.

En esa escena en la que se muestra a la madre el espejo de lo que ella es, también se resalta el amor incondicional y más fiel (al decir de Freud) del hijo varón con su madre.

Hamlet la incita a romper con ese monstruo: "La Costumbre, que todo sentimiento devora…"

La conmina a no acostarse esa noche con Claudio, y le dice: "Después verás que será más fácil".

Es ahí que aparece nuevamente el espectro sólo para Hamlet y le indica: "Interceded entre ella y su atormentada alma", "En los cuerpos débiles el conceit (la vanidad) arraiga con más fuerza. Habladle, Hamlet"

Ese lugar entre... y... es en el que se le pide a Hamlet, entrar, actuar, intervenir. Nos da la verdadera situación del drama. Ese llamamiento, señala Lacan, es significativo para nosotros, ya que allí debemos intervenir, ese llamamiento se dirige al analista.

Esta indicación de Lacan la considero sumamente importante para la orientación de nuestra clínica.

Hamlet, en cambio, flaquea y abandona a su madre, la deja regresar, nos dice Lacan, a la dejadez de su deseo, junto a Claudio.

Para finalizar, quiero dedicar estas últimas palabras a Frida Nemirovsky, quien fuera responsable de despertar en mí el deseo del analista, y de inocular en mis oídos (parafraseando a Hamlet) el amor por el psicoanálisis. Gracias.