Presentación | ¿Qué es un Cartel? | Catálogo de Carteles | Busca cartel | Noches de carteles | El cartel por Skype | Jornadas
CATÁLOGO DE CARTELES
Catálogo de CartelesPuede consultar el nuevo Catálogo de carteles.

Consultar Catálogo aquí

DECLARACIÓN DE CARTELES
Declaración de Carteles Se encuentra abierta la inscripción de Carteles de la EOL.

Declarar cartel aquí

SECRETARÍA
Secretaría
Responsable: Carlos Rossi

Colaboradores: Bordón, Catalina, Cora, María Eugenia, Gurevicz, Mónica, Mizrahi, Silvia, Stringa, Esteban, Trachter, Analía, Valcarce, Laura, Vulpara, Gabriel, Cottino, Gastón (Ad Hoc)


La máquina de guerra de Lacan | El Cartel en el Mundo | Cuatro+Uno
EL CARTEL EN EL MUNDO

La máquina de guerra de Lacan
Fernanda Otoni Brisset (EBP)

 

"No somos una escuela que depone sus armas frente a la civilización"
(Declaración de la Escuela Una 2000)

El cartel es el órgano de base para el trabajo de la Escuela de Lacan. Es un pequeño grupo que se reúne para conversar cuando surge un impasse, una encrucijada, con la condición de abstenerse de venerar al amo. ¡Sí! El cartel lacaniano es irreverente, provoca "agujeros en la cabeza" [1]: son cuatro más un celoso cuidador de que ningún Señor encuentre allí su asiento. De la soledad y la incomodidad de una cuestión instalada, quien se lanza en esta conversación, no sabe dónde va a llegar. Apuestan al saber imprevisto que surge de la inquietud de cada uno y resuena en la forma de una elaboración sostenida, una crítica, un debate, una respuesta: una enunciación que cae de la punta de la lengua.

Al abrir este camino, anti-didáctico y anti-autoritario, Lacan hizo del cartel una máquina de guerra, [2] contra el discurso del amo, un lugar para que la Escuela elabore sus cuestiones y su lazo con su época, ofreciendo las condiciones para leer el choque entre el uno y lo múltiple, entre la experiencia analítica y el trabajo de Escuela, entre la causa analítica y el síntoma social.

El deseo que su escuela despegue, dislocada de la escena magistral, sirviéndose del trabajo cartelizante que no se acomoda a la rutina que hace dormir. El cartel del pase así lo demuestra. ¡Es notable! Una máquina que lanza bombas de enunciación, produciéndose conmociones inéditas donde quiera que el amo ose instalarse. Cada nominación de AE transporta la materia viva que divide, disloca, enuncia y conmueve a favor de la política lacaniana.

Lacan planeó que todo trabajo de Escuela también pase por el cartel, sea para la realización de sus tareas, elucidación de sus impasses y sus crisis. Ese plan jamás se realizó, aún. [3] El cartel como órgano de base carece, de tiempo en tiempo, de entusiasmo. ¡La rutina lo engulle! Miller constata ese hecho y lo interroga con la hipótesis de que tal vez no se pueda "inhibir la creencia en carismas , la demanda de carisma". [4]

¡El amo no descansa, está siempre merodeando por ahí!

Por lo tanto, en tiempos de cuerpos hablantes, del imperio de las imágenes y de los discursos fundamentalistas, la escuela no puede prescindir de la lógica del cartel. El padre no vendrá con su tabla de salvación, la respuesta no caerá de los cielos, resta a cada uno el trabajo de su enunciación. El cartel es nuestra herramienta para despegar del enjambre, dispersar la masa y despertar lo singular imposible de decir, instalado en el centro de la discordia. Se trata sobre todo, de un principio para seguir adelante, del bien decir la radical diferencia, empeñándonos en la conversación viva sobre los impasses y desafíos del psicoanálisis frente a lo real contemporáneo y la formación del analista.

¡La actualidad de plano, Lacan sorprende!

Es hora de ponerlo en acción. Usar esa máquina que Lacan nos confió para inquietar y dividir el Uno absoluto que vocifera en la base del discurso de la segregación. ¿Tenemos un arma mejor para vencerlo? No tengo dudas que será el hablar en nombre propio, soltar la mano del amo y probar el gusto y el entusiasmo del despegue, cada vez que avancemos en esta batalla.

¡Avancemos, con entusiasmo: no tenemos otra elección!

14 de junio de 2015


Traducción: Marita Salgado.

BIBLIOGRAFÍA

  • Lacan, J., "Decolaje o despegue de la Escuela" (1980), Escansión Nueva Serie 1, Manantial, Bs. As., 1989.
  • Lacan, J., "Acto de fundación", Otros escritos, Paidós, Bs. As., 2012, pp. 247-259.
  • Miller, J.-A., "Cinco variaciones sobre el tema de la elaboración provocada", Archivos de psicoanálisis, Revista EOLIA 2,Bs. As., marzo 1991.
  • Miller, J.-A., Le cartel au centre d'une école de psychanalyse (1994). Disponible en: http://www.causefreudienne.net/cartels-dans-les-textes/

NOTAS

  1. Miller, J.-A., "Cinco variaciones sobre el tema de la elaboración provocada", Archivos de psicoanálisis, Revista EOLIA 2, Bs. As., marzo 1991.
  2. Miller, J.-A., Le cartel au centre d'une école de psychanalyse (1994). Disponible en: http://www.causefreudienne.net/cartels-dans-les-textes/
  3. Ibídem.
  4. Ibídem.