Presentación | ¿Qué es un Cartel? | Catálogo de Carteles | Busca cartel | Noches de carteles | El cartel por Skype | Jornadas
CATÁLOGO DE CARTELES
Catálogo de CartelesPuede consultar el nuevo Catálogo de carteles.

Consultar Catálogo aquí

DECLARACIÓN DE CARTELES
Declaración de Carteles Se encuentra abierta la inscripción de Carteles de la EOL.

Declarar cartel aquí

SECRETARÍA
Secretaría
Responsable: Carlos Rossi

Colaboradores: Bordón, Catalina, Cora, María Eugenia, Gurevicz, Mónica, Mizrahi, Silvia, Stringa, Esteban, Trachter, Analía, Valcarce, Laura, Vulpara, Gabriel, Cottino, Gastón (Ad Hoc)



Los muertos vivos y el barrio cerrado | Lógicas colectivas | Cuatro+Uno
LÓGICAS COLECTIVAS

Jacotot y su vigencia en el Cartel
Nora Cappelletti

En "El Maestro ignorante" [1] J. Ranciére rescata el aporte que realizara el profesor J. Jacotot, en relación a un método de instrucción para el pueblo, cuyo sistema permitiría subvertir el orden establecido, conmoviendo las bases en las que éste se sostiene.

Las coordenadas del surgimiento de dicho método merecen destacarse: Jacotot debe exiliarse en los Países Bajos en el año 1818, cuando los Borbones regresaron al poder, en Francia. Se le otorga un puesto de profesor en la Universidad de Lovaina, desconociendo Jacotot el idioma holandés y sus alumnos, el francés.

Comprobar que sus alumnos aprendían sólo con la ayuda del texto, le permitió descubrir que se puede aprender sin un "maestro explicador"; que es posible enseñar lo que se ignora, lo cual será la base del método que desarrollará, que llamará "enseñanza universal". Se diferencia del modo clásico de enseñanza (el que había practicado hasta ese momento y al que denominará "viejo"), en tanto éste se inscribía en torno a la figura del profesor "sabio", quien detentaba el conocimiento. Este método, denuncia Jacotot, produce el "atontamiento" al necesitar de un maestro que traduzca a los alumnos el saber que está en el "texto".

El método del "maestro ignorante" muestra: -que se puede enseñar lo que se ignora (Jacotot repetía: "es necesario que les enseñe que no tengo nada que enseñarles")- la tensión/ orientación del propio deseo que debe guiar al alumno; -que se puede aprender sin maestro "explicador" pero no por ello sin maestro; - que la referencia está en el texto; -que el maestro ignorante no trasmite nada: cada alumno sigue su propio método; -que enseñar lo que se ignora es la vía regia para permitir la emancipación: círculo "de la potencia" que permite/ favorece ir más allá del maestro.. vs círculo de la impotencia del método "viejo" (el saber siempre está en el Otro) ; -el método de Jacotot promueve, al favorecer el aprendizaje por sí mismo del alumno, que éste pueda a su vez, llegar a instruir a otros: círculo de la emancipación; -acto fundamental del "maestro ignorante": interrogar/ promover las preguntas/ cuestionar el saber sabido/ alentar la búsqueda; -Se puede establecer una diferencia con el método Socrático: preguntas del sabio que muestran el camino, pero aquí la demostración del saber del esclavo es, al mismo tiempo, la de su impotencia: solo responde por la sabiduría de Sócrates, que lo conduce allí.

El método de Jacotot no podía ser un método social: Jacotot sostenía que su método emancipatorio debía aplicarse uno por uno y en pequeños grupos. Vio anticipar, en las nuevas coordenadas políticas de la Ilustración, el "rebaño" para el pueblo a través de las sociedades científicas, las universidades, las comisiones: la promoción del atontamiento que su método cuestionaba. El círculo del progreso llevaba en sí el germen del arma atontadora de los pedagogos: la "explicación" junto a la ficción justificadora del orden social. Crítica de Jacotot a los intentos de masificar la enseñanza por medios institucionales programados: era renovar el principio del oscurantismo. El progresismo como la forma moderna de ese poder, fundado en la incapacidad e ignorancia del pueblo.

Maestro es, entonces, para Jacotot, quien mantiene al que busca en su rumbo, en el que cada uno está sólo en su búsqueda... Es quien favorece lo propio de cada uno. El método de Jacotot sitúa que la experiencia de la veracidad une alrededor de su centro ausente..no hay un código otorgado por una divinidad..no hay lenguaje del lenguaje..

El pensamiento de cada uno es "traducido" por otro, que hará un nuevo relato.

Para Jacotot ese esfuerzo de traducción hay que comprenderlo en su verdadero sentido: no en el "ridículo poder" de develar las cosas, sino en la potencia de traducción que enfrenta a un hablante con otro.

Las palabras dichas o escritas son traducciones que sólo tienen sentido en la invención de las posibles causas respecto del "sonido oído" o de su "rastro escrito".

La enseñanza universal tiene como medio la improvisación, el cual es ejercicio de la poética; la imposibilidad de decir la verdad nos hace hablar cómo poetas.

Hay una divergencia entre la "lengua muda" y la arbitrariedad del lenguaje. Se trata de aprender con los poetas, quienes nos dan el secreto de las palabras impotentes.

Una sociedad de emancipados sería una sociedad de artistas, reunidos alrededor del "astro ausente" de la verdad.

El hombre razonable, que ha sido formado por el "método universal", sabe que el orden social impone el "sacrificio parcial"…pero no abdicará de su "razón", la cual guarda siempre un "reducto invencible"…Éste reducto es siempre particular.

La lectura del texto de Ranciere produce resonancias en relación a: -1- la clínica psicoanalítica (ir más allá del Otro, pero no sin pasar por el Otro; el pasaje del analizante a analista como producto de un análisis) vs las terapias (método "viejo", "atontador", del cual el programa "En terapia" es un claro ejemplo..); -2- la subversión que el psicoanálisis opera, tal como ha planteado Miller, [2] en tanto hace caer las identificaciones; los significantes amos que comandan; los ideales. Subversión que consuena con la "emancipación" del método de Jacotot; - y -3- la función del Más Uno en el cartel que, F. Vilá, en el texto "Notas sobre los primeros pasos de un cartel sobre políticas" (publicados en ésta página) ubica cómo "potenciador del gusto" de cada cartelizante.. Encuentra en el ejemplo de la "olla aranesa" el modo de situar lo común y singular que busca producir en el ejercicio de dicha función. Favorecer el lazo, uno por uno con el psicoanálisis..propiciar un saber y un hacer, con la subjetividad y con la época.

Vilá [3] inscribe el trabajo del cartel alrededor del vacío. "Efecto de la acción letal del significante sobre la cosa". Vacío central de la función poética que nos recordaba el texto de Ranciére.

Asimismo, los "canales comunicantes" entre los integrantes del cartel, se articulan en torno no sólo al significante y el vacío sino, también, al cuerpo, el amor, la pulsión. Ecos de la "sociedad de artistas" que promovía Jacotot.

Microsociedad, la del cartel, "cimiento de Escuela", que se soporta en el matema del S(A/).

El cartel, ejercicio de lectura sobre los textos: lo que se escribe/ lo que se interpreta de lo escrito/ lo que el texto evita y las resonancias. Vilá encuentra en el origen etimológico de la palabra "trabajo": tripalium, una metáfora de lo que acontece en un cartel: tensionar cuerpos y mientes para que la conversación de lugar a la consistencia del objeto "a", soporte de argumento, en tanto respuesta. Sitúa así el saber y su relación con los objetos pulsionales, los que, articulados a los desarrollos del texto de Ranciére, podríamos llamar "reductos invencibles"…

Vilá sostiene que el Más Uno, con sus preguntas, orienta las discusiones; la producción individual, y a través de esto el trabajo produce "chichones". Reverberancia con lo que sostiene L. Wittgenstein, en el apartado 119 de las "Investigaciones filosóficas "[4]: "Los resultados de la filosofía son el descubrimiento de algún que otro sin sentido y de los chichones que el entendimiento se ha hecho al chocar con los límites del lenguaje. Éstos, los chichones, nos hacen reconocer el valor de ese descubrimiento".

Quizás, a partir de estos chichones, se orienta, también, el trabajo de un cartel hacia "un esfuerzo de poesía" con el que nos interpela J-A.Miller [5].


NOTAS

  1. Ranciére, J.: "El maestro ignorante"-Ed. Laertes-Barcelona-Año: 2003.
  2. Miller, J-A.: "Lacan y la política"-Psicoanálisis y política-Ed. Grama-Bs. As.-2004.
  3. Vilá, F.: "Nota sobre los primeros pasos de un cartel sobre políticas"-cuatro+uno - ed 3-2013.
  4. Wittgestein, L.: "Investigaciones filosóficas"- Wittgenstein I-Gredos-Madrid-2010.
  5. Miller, J-A.: "Un esfuerzo de poesía"-Inédito.