Presentación | ¿Qué es un Cartel? | Catálogo de Carteles | Busca cartel | Noches de carteles | El cartel por Skype | Jornadas
CATÁLOGO DE CARTELES
Catálogo de CartelesPuede consultar el nuevo Catálogo de carteles.

Consultar Catálogo aquí

DECLARACIÓN DE CARTELES
Declaración de Carteles Se encuentra abierta la inscripción de Carteles de la EOL.

Declarar cartel aquí

SECRETARÍA
Secretaría
Responsable: Carlos Rossi

Colaboradores: Bordón, Catalina, Cora, María Eugenia, Gurevicz, Mónica, Mizrahi, Silvia, Stringa, Esteban, Trachter, Analía, Valcarce, Laura, Vulpara, Gabriel, Cottino, Gastón (Ad Hoc)



El cartel y los miembros de Escuela | El cartel en el mundo | Cuatro+Uno
EL CARTEL EN EL MUNDO

El cartel y los miembros de Escuela
Ondina Maria Rodrigues Machado
Responsable de carteles EBP

 

Algunos datos obtenidos durante el primer año de mi gestión como directora secretaria de la EBP, responsable entre otras cosas de los carteles, hicieron que me cuestionara sobre la función de los carteles para los miembros de la Escuela.

La función del cartel como puerta de entrada a nuestra Escuela está bien definida y desarrollada. Tenemos una gran cantidad de personas, sin vínculo formal con la institución que buscan los carteles para dar inicio a su formación, siendo para algunos el primer contacto con los textos de Lacan. Pero me gustaría pensar el cartel como un modo de trabajo que sostiene a la Escuela por la formación continua de sus miembros.

No hay psicoanálisis sin transferencia. La enseñanza de Lacan corrobora y radicaliza esa máxima. No fue otro el motivo que lo llevo a lo largo de toda su vida a promover y a desarrollar su enseñanza dentro de instituciones. Al principio ligado a la IPA, pero en cuanto salió excomulgado de ella, fundó otra institución a la que llamó Escuela. Nunca estuvo afuera de una, incluso cuando, por un motivo u otro, disolvía su Escuela, ya fundaba otra. Siempre solo, pero no sin otros. Este interés está directamente ligado a la importancia que daba a la transferencia, como demuestra el Acto de fundación de 1964. Tanto en la relación analítica propiamente dicha, que se sostenía por el sujeto supuesto saber, como en los pequeños grupos, llamados carteles, en los cuales el sostenimiento no suponía un sujeto supuesto saber, pero aun así siempre en transferencia. Analítica o de trabajo, positiva o negativa, es siempre en transferencia que se hace psicoanálisis. La Escuela es el lugar hacia el cual convergen las transferencias, aun aquellas que tuvieron su desenlace clínico y llevaron al analizante al punto más próximo de la desuposición de un saber al Otro. Aún así, algo de una transferencia residual persiste de tal modo que ese sujeto se dirige a la Escuela y demanda el pase.

Por lo tanto, se puede afirmar que estar en la Escuela es estar en transferencia, pues sin ella la Escuela pierde su sentido y puede ser sustituida por cualquier otro espacio social.

Es la transferencia analítica la que provoca el trabajo de análisis. ¿No sería, entonces, la transferencia de trabajo la que provocaría una formación siempre en curso? ¿Dónde se aloja, en la Escuela, el trabajo de renovación constante de la formación de los analistas?

El cartel, ya definido como lugar de aproximación a la institución y a la enseñanza de Lacan, es también el lugar donde se ejecuta el trabajo de la Escuela, tanto para los miembros como para los no miembros. A los primeros no debe estar reservado sólo el lugar de más uno, aun suponiendo que la experiencia de análisis los habilite para tal. Como cartelizantes pueden dar curso a sus formaciones, reciclar los residuos transferenciales y reutilizarlos en nuevas y singulares producciones, manteniendo vivo su lazo con la Escuela.


Traducción: Alejandra Antuña.