Presentación | ¿Qué es un Cartel? | Catálogo de Carteles | Busca cartel | Noches de carteles | El cartel por Skype | Jornadas
CATÁLOGO DE CARTELES
Catálogo de CartelesPuede consultar el nuevo Catálogo de carteles.

Consultar Catálogo aquí

DECLARACIÓN DE CARTELES
Declaración de Carteles Se encuentra abierta la inscripción de Carteles de la EOL.

Declarar cartel aquí

SECRETARÍA
Secretaría
Responsable: Carlos Rossi

Colaboradores: Bordón, Catalina, Cora, María Eugenia, Gurevicz, Mónica, Mizrahi, Silvia, Stringa, Esteban, Trachter, Analía, Valcarce, Laura, Vulpara, Gabriel, Cottino, Gastón (Ad Hoc)



"El Cartel del Pase es una variación" | Cartel y Pase | Cuatro+Uno
CARTEL Y PASE

"El Cartel del Pase es una variación"
Entrevista a Frida Nemirovsky realizada por Lucía Blanco e Irene Kuperwajs . Filmación y realización del video: Nora Cappelletti.

 

 

IK: La idea es que nos puedas transmitir tu experiencia como miembro de los carteles del pase en los que estuviste en la EOL…..y poder discernir en qué se distinguen estos carteles de un cartel cualquiera.
A diferencia de la Escuela Freudiana de Paris, en la Escuela de la Causa los famosos jury se volvieron carteles, con la estructura del cartel cualquiera. En la perspectiva de las "Cinco variaciones sobre la elaboración provocada" propuestas por Miller, podría decir que el cartel del pase es una variación más, es un modo de empujar un saber sobre algo diferente a lo que empuja el cartel cualquiera. El Más Uno en un cartel cualquiera no enseña sino que empuja un saber ….y en el cartel del pase también el Mas Uno empuja un saber sobre lo que el analizante- pasante puede decir de su experiencia analítica…

El pasador tiene mucha importancia en el dispositivo del pase, puede haber dos pasadores que hablan de un solo pasante y parecería como si fueran dos pasantes, a veces. Cada pasador da una versión muy distinta….y a veces hubo que llamar a un tercer pasador.

LB: Cómo estaban compuestos los carteles en los que estuviste?
El cartel 98-2000 por Leserre, Caballero,Nepomiachi , Brodsky y yo como Mas Uno

El otro en el 2000-2002:…L.Fefer, L.Katz, S.Baudini , yo y Gorostiza como Mas Uno.

En el primer cartel fue muy interesante la función de cada uno con su propia experiencia y sus diferencias. A diferencia y a similitud del cartel cualquiera, hay una producción del cartel pero que no es colectiva a nivel de la enunciación. Respecto del producto, el Más Uno escribía pero recibía lo que cada uno le enviaba de la experiencia propia. En el texto "La elaboración del cartel" publicado en Pase y transmisión 3, hay algo de esto.

IK : ¿Vos recibías la elaboración de cada uno?
Si, el informe quedaba como un producto colectivo, era la elaboración del cartel. No había firma personal.

LB: En cartel G2 hicieron dos nominaciones y en el otro una. Enfatizas la importancia que tuvo para vos el encuentro con el extimo, incluso lo llamas como un pase…un momento de pasar lo que uds escucharon de los pasadores y los efectos subjetivos de eso.
Hablé del "deseo de nominar" porque se plantea la dificultad de la nominación. El trabajo con el éxtimo fue muy importante en los dos carteles. En uno de los carteles fue difícil, había un integrante que no estaba convencido y no se llegaba a nominar por esto…luego hubo un encuentro con el éxtimo… Se puso en juego la dificultad de la nominación. Había que fundamentar.

La necesidad del éxtimo era porque teníamos que aceptar que los latinoamericanos éramos tributarios de la experiencia francesa europea y ellos de la fundación de la Escuela de Lacan. También quiero decir que el dictamen era muy importante en los casos en los que no había nominación.

A lo que se dedica el cartel del pase marca una diferencia fundamental, hace avanzar algo en lo que se refiere a la doctrina, al saber testimonial. De los pasantes a los pasadores, de los pasadores al cartel, del cartel al éxtimo, del pasante a la comunidad…es muy importante el pasaje de lo privado a lo público, la cuestión del pasaje a la comunidad. El cartel sostiene una transferencia fundamental con la causa. Y el cartel cualquiera sostiene transferencia con la doctrina analítica, con los fundamentos del psicoanálisis, con lo epistémico.

LB: Es otra dimensión de la sorpresa…
Es la novedad que se puede articular con lo que pasa en tu Escuela en ese momento…en el primer cartel estábamos en un momento de doctrina con el atravesamiento del fantasma mientras que en el segundo, con el sinthome, con la identificación al sinthome. Se trataba de la construcción del sinthome no de la interpretación. Cada pilar del cartel, los miembros, el secretariado del pase, los pasadores, son cruciales…En el segundo cartel aprendimos que no se puede obviar la dimensión de si ese pasante es complicado para su Escuela.

IK:¿Cada cartel, según la coyuntura política particular, qué espera?
Creo que todos más o menos lo mismo, hacer avanzar la doctrina, ubicar el deseo...pero tienen un compossé diferente, por los miembros que lo componen, por la coyuntura que lo atraviesa, por lo que le pasa al sujeto en cuestión que pide hacer el pase, y por lo que ese secretariado está en condiciones de filtrar o no. Es de sumo cuidado. El cartel tiene una función de cuidado también, no solo tiene que nominar sino rastrear si hay ahí un sujeto nominable o no, si está más allá del Edipo o no… si está frente a un analista o no.

LB: En cuanto a la relación al éxtimo, ¿le das especial importancia porque destraba los efectos subjetivos de los miembros del cartel?
Si los miembros del cartel son permeables sí…si no, no

El éxtimo dice: ahora el cartel decide…el éxtimo no tiene la última palabra. Pero tiene efectos analíticos, interpretativos, hay que consentir…no son para todos iguales. En ese caso decíamos que era conveniente la nominación aun a riesgo de equivocarse.

IK:¿Y sobre las enseñanzas que piensas?
Yo estaba contenta por transmitir cosas…en la Revista Lacaniana 2 intenté hacer una metáfora, que para mi había una relación entre el pasador al cartel y la experiencia de control ( Indart me dijo que no)…a mi se me ocurrió a partir de lo que había experimentado en el cartel. Cómo se escuchaba lo que alguien decía de otro…me refería a la misma estructura de la transmisión de un caso.

El cartel estaba muy acotado en ese momento porque no había carta libre para participar. Te invitaban a hablar pero no era por demanda.

IK: Leer lo que escriben los miembros de los carteles es a veces muy orientador… ¿Hubo algún rasgo en el que vos estuvieras interesada?
A mí me impresionó mucho el tema de los sueños. Un pasante que terminaba su análisis con un sueño sin angustia...hablé de eso en Comandatuba…era un sueño muy angustioso en el que se trataba de matar al hijo, sin embargo se despertaba sin angustia, y eso me sorprendía profudamente... Hay sueños que son sin otro, claves de terminación. Pero otros en que el pasador es el Otro a quien se le dirige el sueño.

LB: Te interesó el sueño como formación del inconsciente y el sueño como satisfacción…
Era una brújula…

IK: se produce eso por el forzamiento del pasaje por el dispositivo…
Cuando empezamos a trabajar en los carteles había mucha euforia. Javier, Germán, Mónica, A.Luka, Nepomiachi, L.Erneta, Indart, Coco Zack, Toté, Chamorro…Luego entraron los AE.

El cartel como nosotros lo introdujimos en nuestra Escuela tiene algo de pecado original. Se hacía sin que estuvieran todos los ingredientes del menú…ahora ya hay Mas Uno AE, ex AE, ex pasadores…pero en ese momento no había. Se trataba de cocinar sin todos los ingredientes

IK: ¿Qué te enseño tu pasaje por los carteles de pase, pasar por ahí?
Yo puse mucho énfasis en un cierto grado de refuerzo ético en cuanto a la delicadeza del objeto con el que se trabaja en un cartel del pase. Con el pasador (algunos se ofendieron porque en algún caso se decidió llamar a un tercero)…toca sensibilidades. Todos los pequeños detalles que son muy sutiles pero importantes. Otra cosa que aprendí, es que no hay que apostar tanto al inconsciente...no es una teoría que el inconsciente se eterniza, eso es así, si no está bien instrumentado por el analista eso se eterniza. Por eso hablamos de perturbar la defensa, del buen corte. Hubo el caso de un pasante que mientras veía a los pasadores seguía viendo a su analista. Hay una satisfacción ahí en el bla bla. Molestar esa instalación en la que el sujeto se recuesta en su análisis es una función que se ve muy clara.…Laurent solía decir que no pasa nada si tiene que volver al análisis….y que no todo es analizable.

Haber pasado por el dispositivo para los que pasan por ahí, es un antes y un después. Incluso para los que forman parte del cartel del pase…para un pasador también…te da pistas. Como miembro del cartel del pase ves el derecho, el revés…es difícil quedarse conforme con el verdadero pase…Yo pensé que iba a hacer el pase cuando participé de los carteles pero circunstancias de mi vida hicieron que no…

¡Muchísimas gracias Frida por tu generosa transmisión!